La Hipotermia puede ser letal/Frío Extremo by Enzo Ferrari

Al realizar ejercicio al aire libre nos exponemos a dos condiciones, el frío o el calor. En esta oportunidad nos referiremos a la condición médica asociada al frío conocida como Hipotermia.

Los ambientes fríos los encontramos en altitud, terrestre o aérea, en aguas de mar o lagos o mientras más nos alejemos de la línea del Ecuador.


La regulación de la temperatura corporal está determinada por varios mecanismos. Perdemos calor por:

  1. Conducción: al estar en contacto con superficies heladas, por ejemplo, al trotar sobre suelo húmedo o nieve.
  2. Convección: a través de la diferencia de temperatura entre el aire y/o agua y nuestro cuerpo, por ejemplo, al nadar o exponerse a baja temperatura ambiental.
  3. Radiación: a través de la radiación electromagnética hacia el medio.
  4. Evaporación: a través del sudor.

Los cambios de temperatura tolerados por el organismo fuera de los rangos habituales son mínimos.


 

La Hipotermia se define como la temperatura bajo 35°C.  Se clasifica en:

  1. Leve: 35 a 32.
  2. Moderada: 32 a 28.
  3. Severa: Menor a 28.
Bajo los 35 grados, el atleta se defiende e intenta generar calor, comienza con calofríos y temblores. Cursa con torpeza mental, confusión, apatía, irritabilidad, somnolencia, lentitud en el pensamiento, habla y en las capacidades motoras. Si la Hipotermia progresa, nuestro cuerpo comienza a perder los mecanismos para generar calor como son los calofríos y temblores. Con 32 grados o menos, hay un mayor deterioro intelectual, rigidez muscular, incapacidad para caminar, disminuye la frecuencia cardíaca y respiratoria.  Bajo los 28 grados, se pierde la conciencia y conforme disminuye la temperatura, el riesgo de muerte es inminente.
Ahora, ¿de qué nos sirve esta información? Al momento de entrenar o participar de una carrera bajo condiciones medioambientales adversas, primero es importante distinguir si me encuentro capacitado para participar, del punto de vista de condición física, de aclimatación y si cuento con la indumentaria adecuada.
La exposición a una Hipotermia puede ser tan común como participar en una Maratón en la ciudad, o participar al aire libre en una carrera de Ironman, Trail o Ultratrail.
En la Maratón de Santiago en Abril 2016 se registraron múltiples atenciones y traslados a Urgencia por Hipotermia, debido a los 15 grados registrados junto con llovizna. Dentro del mismo mes se disputó en Punta Arenas el Ultra Fiord, carrera de Trail Running, con el lamentable fallecimiento de un deportista por Hipotermia. Aquí tenemos ambos escenarios, uno seguro, como es la ciudad, con accesos a Servicios de Urgencia inmediatos, y uno adverso, sin embargo la Hipotermia estuvo presente en ambos.

Lo esencial ante una Hipotermia es primero prevenirla, educando al deportista y luego distinguirla siendo de utilidad los síntomas descritos anteriormente y por último, visualizar el estado en que se encuentran los competidores en la medida que van cruzando los puestos médicos.

En el caso de que el deportista sufra de Hipotermia, hay que disminuir todas las posibles causas de pérdidas de calor, situando al deportista en un lugar temperado, ya sea en camilla o sobre una colchoneta, con el fin de disminuir el contacto con superficies heladas, sustituir la ropa húmeda por ropa seca, cubrirlo con manta aislante y térmica, ofrecer líquidos calientes a beber sólo si el paciente está conciente.

Luego según criterio médico, se trasladará al Servicio de Urgencia más cercano para continuar con el manejo hospitalario.

Related Posts

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.