Etiquetado Nutricional/Los peligros de no leerlos

Gran parte de la población no sabe lo que ingiere al alimentarse, desconoce las porciones de los alimentos, se repite las raciones, y tampoco sabe la Energía que necesita día a día.
Esto, sumado a los malos hábitos alimenticios, la elección de comida rápida, de fácil acceso, rápida ingestión, y bajo costo, explica la condición de salud nutricional alarmante en la que se encuentra nuestro país y el mundo.

Es deber de cada uno preocuparse y optar por una alimentación más sana, que nos protegerá de diversas enfermedades y será nuestro pasaporte a la vejez.

Por ley,    todos los alimentos que en su publicidad declaren propiedades nutricionales o saludables; cuando adicionan algún nutriente o mencionen alguna condición especial,   deben indicar la Energía  y los nutrientes que contienen.

Esta declaración generalmente se expresa por 100 gramos o 100 ml y por la porción de consumo habitual, lo que se detalla a continuación:

Cuando se realiza una declaración en relación a un ÁCIDO GRASO, se debe mencionar la cantidad de grasa total, la grasa saturada, insaturada, y el colesterol:

 

Cuando se hace una declaración en relación a la cantidad o tipo de CARBOHIDRATO, se debe incluir la cantidad de azúcares totales, y se puede indicar además la cantidad de almidón y otros carbohidratos:

 

La información numérica sobre VITAMINAS  Y MINERALES se expresa en unidades métricas y cómo porcentaje de la dosis recomendada de referencia, por 100 gramos o 100ml y en relación a la porción habitual:

 

 

También hemos leído en varios productos la siguiente denominación:

Libre – Bajo- Reducido – Liviano -Alto 

(…)  libre de azúcar, libre de colesterol, bajo en grasa, bajo en sodio, light, alto en fibra dietética, etc…

Esto hace relación a la cantidad reducida o aumentada que pueden tener los alimentos y mencioné anteriormente los más comunes:

– Libre de azúcar, se refiere a que la porción del alimento contiene menos de 0,5 gramos de azúcar. Libre de colesterol significa que la porción del alimento contiene menos de 2 mg de colesterol.

– Bajo en grasa significa que por porción el alimento contiene menos de 3 gramos de grasa, bajo en sodio significa que la porción del alimento contiene menos de 140 mg de sodio.

– Liviano o light, significa que el alimento tiene un 50% menos de las calorías versus el alimento tradicional.

– Alto en fibra dietética significa que el alimento contiene un 20% más de fibra dietética.

 

Como recomendación, tratar de elegir alimentos con bajo aporte de grasa, menor a 3 gramos, por porción de alimento, y fijarse qué tipo de grasa estoy consumiendo. Los alimentos tradicionales altos en grasas saturadas (las dañinas), como las galletas, chocolates, son de consumo ocasional, versus los alimentos ricos en grasa, pero insaturadas (las buenas), que puedes consumir más frecuente, pero respetando sus porciones: aceite de oliva, pescado, aceitunas, frutos secos.  El aporte de grasa también se reduce en alimentos lácteos que son descremados, versus la leche entera.

También debes tener en cuenta el aporte de sodio de los alimentos. Se ha establecido como dosis diaria recomendada 2 gramos, lo cual si lo comparamos con nuestra ingesta diaria habitual es bastante poco. Elige siempre productos bajos en sodio, es decir con un aporte menor a 140 mg por porción de alimento.

Si observas la cantidad de sodio que hay en alimentos como “las conservas”, te sorprenderás, por eso lávalos en un colador: Lava el atún, los palmitos, porotos, lentejas, y la fruta envasada. Te invito también a leer el contenido de sodio que hay en la soya, cereales, hamburguesas. Inimaginable.

Desde ahora, tienes la información suficiente y necesaria para poder elegir alimentos que realmente aporten a tu salud de una manera positiva.  De igual manera empieza a consumir la porción que te sugiere el envase y así ir aprendiendo cuánto necesita mi organismo.

Fuente: INTA. Etiquetado Nutricional de los alimentos.

Related Posts